SOMOS AMBIENTE SEGURO

El río Las Vacas está compuesto aproximadamente por el 60% de los desagües y basura de la ciudad de Guatemala, lo cual impide que el agua del río fluya con normalidad, se caracteriza por el alto porcentaje de contaminación que posee, impide que exista vida acuática, contribuyendo a la contaminación del río Motagua y en consecuencia del Océano Atlántico.

Estamos conscientes de la realidad del río Las Vacas y del impacto que el mismo tiene en el río Motagua y Océano Atlántico, por esa razón, hemos desarrollado proyectos de reciclaje, reforestación y monitoreos constantes para evaluar la calidad del agua que fluye por el mismo, contrarrestando la contaminación de ambos ríos y océano, generando un impacto positivo en el medioambiente.

Mejoramos la calidad del agua
en el río Las Vacas



Producto de la gestión ambiental y constantes monitoreos que realizamos del agua que fluye por el río Las Vacas, podemos demostrar que el nivel de oxigenación y calidad del agua aumenta al terminar el proceso de generación de energía eléctrica.

Nuestros proyectos de reciclaje y medición de la calidad del agua contribuyen a la salud del río Las Vacas e impide que la contaminación proveniente de la ciudad de Guatemala tenga un impacto mayor en los afluentes sobre los cuales desemboca el río las Vacas, como el río Motagua y posteriormente el Océano Atlántico.

Nivel de oxigenación antes de empezar el proceso: OD 2.45
Nivel de oxigenación después de la generación de energía eléctrica: OD 4.57

Proceso de reciclaje

Como parte de nuestro compromiso de preservar el medioambiente, extraemos del río Las Vacas los desechos no orgánicos como plásticos y cauchos, los cuales son reciclados.

Contamos con una planta de reciclaje, en la cual los elementos plásticos extraídos del río Las Vacas son procesados y posteriormente transformados en elementos útiles.

Hemos extraído del río Las Vacas y reciclado más de 5 millones de botellas plásticas.





Reforestación

Hemos reforestado con más de 500 mil árboles en los alrededores de la hidroeléctrica, lo cual se traduce a más de 200 hectáreas reforestadas.

Nuestro proyecto de reforestación nos convierte en un pulmón importante para Chinautla y la ciudad de Guatemala, contribuyendo con la limpieza del aire de aproximadamente 32,500 personas.

Estimulamos la flora y fauna de los alrededores cercanos a través de nuestro vivero, en el cual contamos con plantaciones de pino, vetiver, izote y caña brava, estas son utilizadas para estabilizar taludes, previniendo y disminuyendo riesgos de deslaves.

Por nuestra producción libre de dióxido de carbono, somos la primera empresa certificada en Guatemala por la ONU, para colocar en el mercado internacional Certificados de Emisión de Reducciones (CER), a través de la creación del Protocolo de Kyoto.

CentraRSE amplia información relacionada con la firma del Protocolo de Kyoto y las certificaciones extendidas por la ONU, derivado del mismo: http://blog.centrarse.org/?p=14

¿Quieres conocer más sobre la creación del Protocolo de Kyoto? Click Aquí